una foto al azar, maria eiwa

Una foto al azar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

A simple vista podríamos captar la luminosidad y sensación de amplitud.  Un intento de romper la rigidez que se palpa, con el arco de medio punto de las ventanas.  Incluso la vida amenaza con asomarse en dos jarroncitos perfectamente colocados manteniendo un equilibrio frio. Me puedo imaginar a los niños que viven en esa casa, con el culo bien apretadito por no manchar. O incluso unas canciones entonadas por tres mariachis ya trasnochaditos, mientras se prepara una ensalada aséptica. Sano y rápido. Dos mundos que ni se tocan. Todo en su sitio y listo para la prueba del algodón. El orden es fundamental para la salud mental, pero ese grado de minimalismo responde ¿a una tendencia o a una personalidad determinada?  Umm…Quizá me he dejado llevar por la luz invernal y unos troncos pelados.  ¿Algo de fruta para compartir? Igual se trata efectivamente de un single huidizo y pensar en quedarse en casa le produce urticaria. Dos taburetes, por si alguien se anima a visitarlo aprovechando el único momento en que ha hecho algo de compra. Sería un panorama desolador tener una única silla donde echarse el café por encima cada mañana, porque ¡eso sí!, no hay tiempo que perder.

Como todo tiene sus ventajas, una encimera bien despejada junto a unos fuegos ardientes, pueden simbolizar la alquimia más auténtica.  En la cocina, se preparan los más suculentos platos y la materia prima se transforma en alimento para el alma. Naaaa, lo siento pero me sigue llegando la ensalada de cuatro hojas y me deja insatisfecha. ¿La falta de color podría señalar aridez en su campo emocional, o necesidad de liberar espacio para despejar la mente a lo Steve Jobs? Quizá esté compensado por alguna otra estancia de la casa. Sin traer a escena a Blancanieves, unas manzanas podrían nutrir un espacio estéril.

Me encantaría poder ver la dinámica de esa cocina, ¿qué añadirías o quitarías para sentirte más a gusto? Tú casa si habla de ti. ¡Sólo hay que sacar las orejas graaaaandes para oirteeee y conoceeeeeerte mejor!! El lobo que llevamos dentro se tranquilizará entonces.

Método Eiwa para conoceeeerte mejor.

María Eiwa

María Eiwa

Terapeuta transpersonal, coaching artístico & emocional, constelaciones familiares, eneagrama.

Más artículos que te pueden interesar:

Ir arriba